Inicio Iglesia Evangélica Los Ministerios en la Iglesia Local

Los Ministerios en la Iglesia Local PDF Print E-mail
User Rating: / 1
PoorBest 
Temas - Iglesia Evangélica
Saturday, 11 April 2009 22:26

 

Los Ministerios en la Iglesia Local

 

1. Definición: El ministerio es cualquier servicio que realizamos para Dios, en el marco de la Iglesia local, y de acuerdo a los dones o capacidades que Dios mismo nos ha dado. Ejemplos:

 

  • Enseñar niños en la Escuela Dominical.
  • Cuidar a los pequeños en la guardería.
  • Preparar las cosas para el culto.
  • Presidir o llevar cualquier culto.
  • Coordinar la limpieza.
  • Practicar la hospitalidad hacia los que nos visitan.
  • Ayudar en la música.

 

Todas estas actividades, si se realizan de corazón para el Señor tienen el mismo valor espiritual a los ojos de Dios, y son igual de importantes y necesarias. También conllevan una seria responsabilidad delante de Dios y delante del pueblo de Dios.

 

2. Las exigencias del ministerio

 

  • Hechos 6:3 = “Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros a siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos de este trabajo.”
  • 1 Corintios 4:1-2 = “Así, pues, téngannos los hombres por servidores de Cristo, y administradores de los misterios de Dios. Ahora bien, se requiere de los administradores, que cada uno sea hallado fiel.”
  • 2 Timoteo 2:4-6 = “Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado. Y también el que lucha como atleta, no es coronado si no lucha legítimamente. El labrador, para participar de los frutos, debe trabajar primero.” (1)
  • No toda persona puede ser reconocida por la Iglesia local para realizar un determinado ministerio; es necesario tener un buen testimonio y una vida espiritual estable.
  • Esto es así, porque los que desarrollan un ministerio son ejemplos para el resto de los creyentes. Y deben ser buenos ejemplos.
  • Por tanto, Dios exige mucho mas a los que estamos desarrollando un ministerio en la Iglesia local que a cualquier otro creyente (ejemplo de los sacerdotes en Levítico 21).

 

3. Las actitudes necesarias en el ministerio

 

  • Consagración total a Dios (Romanos 12:1)
  • Santidad en la vida diaria (Romanos 12:2)
  • Humildad sincera (Romanos 12:3)
  • Manifestación de los frutos del Espiritu, especialmente el amor (1 Corintios 13).

 

4. La finalidad del ministerio

 

  • La gloria de Dios (1 Pedro 4:11)
  • La edificación (crecimiento, madurez) de la Iglesia (1 Corintios 12:7; 14:26; Efesios 4:12).
  • Por tanto no puede haber deseos de protagonismo personal, ansias de figurar y destacar, búsqueda de reconocimientos o alabanzas, ni ninguna otra cosa parecida.

 

5. Los propósitos de la Iglesia y el ministerio

 

  • Propósitos en cuanto a Dios (alabanza y oración), en cuanto a la Iglesia misma (edificación y comunión) y en cuanto al mundo (evangelización).
  • Todos, no importa cual sea nuestro ministerio concreto, debemos estar participando unánimemente en conseguir estos prepósitos.
  • Los creyentes con algún ministerio son los que tienen mayor responsabilidad ante la Iglesia, y son los que deben estar “en primera línea” de la lucha espiritual, dando ejemplo a los demás.

 

Fuente:

  1. http://www.biblegateway.com/

 

 

 

 

Oficinas en California, USA: Instituto InterGlobal - P.O. Box 1526 - 40946 Big Bear Blvd. - Big Bear Lake, CA 92315 EEUU

http://www.institutointerglobal.org